Foro Rol Naruto Guia Foro Rol Naruto Evento

¿Sabias que...?

La invasión del País de la Nieve, también conocida como la Segunda Guerra del Invierno, es la primera en la que participa oficialmente el País de las Junglas. Este estado aliado del País del Mar nunca había abandonado sus costas para luchar en un país extranjero.

Shinobi Shinden - Foro Rol de Naruto
Información Básica
Edad:16 (+1)
Nivel:0
STATS: 32 PH
Fuerza:1
Resistencia:1
Velocidad:1
Agilidad:1
Destreza:1
Presencia:1
Inteligencia:1
Ctrl. de Chakra:1








6
9
8
1
1
RE: he vuelto!! Jue a las 23:22
he vuelto!! Jue a las 16:23
RE: POSTS Mie a las 23:46
• Yuki •
Alias Petalo Sangriento
Estudiante - Konoha
Historia
Yuki nació en una familia tradicional, un padre Uchiha y una madre de la misma familia, su padre era un ninja normal, sin mayor reconocimiento, su madre era una civil de tomo y lomo, nunca desarrollo su Keke Genkai, nunca aprendió a manejar el chakra, no era hábil con las kunais, solo era buena para atender en la tienda familiar.
Los padres de Shinta-kun, el padre de Yuki, murieron esperando a que el volviera de su última misión al país de las aguas termales, luego de esperar dos años su retorno, sus corazones no fueron nunca capaces de entender el fracaso de dicha misión… Yuki apenas tenía tres años cuando sus últimos abuelos sucumbieron a la depresión y terminaron en una muerte silenciosa, para esa edad solo podía entender lo que era jugar con sus muñecas ninjas y kunais de juguete… su madre, en cambio, ante la depresión solo pudo hacer lo que una buena madre haría, seguir adelante, sola, mantener la tienda y esperar un futuro mejor… un futuro sin tantas calamidades, sin tener que llorar más por la sangre derramada… sorpresa seria la suya al ver a su hija… quien resultó ser una genio en el arte del ninjutsu… casi como si fuese forzada por la familia de su padre, Yuki entro a la academia ninja, el grito desesperado de una madre tratando de impedirlo… el pasar de los años viendo como su madre, su propia madre no era capaz de verla a la cara… como Kushishi solo le observaba de reojos durante toda su infancia y como temía encariñarse de su hija querida… pero, tal vez no era eso… ya que Kushishi siempre se mostraba alegre, siempre decía algún disparate, siempre preparaba comida extraña para llevar, siempre parecía querer estar cerca de ella… pero Yuki no sentía eso para nada.
La vida en la academia paso depresiones y desprecios, no forjo vínculos con ningún miembro de su familia ni una amistad suficientemente grande dentro de su misma generación… no fue más que alguien que caminaba entre la multitud y no resaltaba más que por sus buenas calificaciones y su gran control de chakra… era un arma sin filo, capaz de rebanar a quien se le cruce con la mirada.
Tal vez su vida no era tan mala como ella lo veía, pero siempre cargo con la misma mochila, con el peso de tener a un “héroe” como padre y a una madre que no quería saber nada del ninjutsu.
Físico
Una chica común y silvestre, pelo negro opaco, liso y algo pajoso, difícil de tratar, una piel clara, no tanto como para destacar, tampoco lo suficientemente tostada, solo era morena de nacimiento. Su cuerpo cubierto por un chaleco sin mangas rojo y calzas medias blancas adornaban ese cuerpo de niña que aun tenia. Sus piernas se adornaban con unas calzas a media pierna, no eran muy gruesas, protegían del frio viento, pero no del todo, simplemente eran calentadores de piernas deportivos, pero al ser a media pierna le daban un toque estético que le gustaba a la joven Yuki.
Sus brazos se adornaban con un mismo material desde el antebrazo hasta la muñeca, a veces lo usaba simplemente para escapar del frio, pero lo más importante era para nunca perder el calor muscular del momento, era como si se mantuviese lista para salir a la acción en cualquier momento.
Sus sandalias eran las típicas que se usaba habitualmente en la aldea, nada más que con tobilleras negras que envolvían esos frágiles tobillos, pero aun así liberando los dedos de los pies como era usual entre los ninjas de la aldea.
Sus grandes ojos negros se escondían detrás de unas gafas ópticas de borde rojo, no eran de gran aumento, simplemente le cubrían de un estigmatismo clásico que, al no tratarse con anteojos, le producían un dolor de cabeza insoportable, nada del otro mundo.
Psicológico
Una muchacha tranquila, siempre atenta a las lecciones de clases, pero abstraída de lo demás. No era muy atenta a las relaciones humanas, de hecho, era bastante amargada. No le gustaba pasar mucho tiempo con quienes gritaban o alardeaban mucho, no le gustaba discutir, no le gustaba darles mayor importancia a personas que no lo merecían… era muy mezquina con el cariño y por sobre todo, era muy mala para admitir sus sentimientos… simplemente se abstraía en sí misma, no quería alardear, pero le iba mejor estando sola que mal acompañada.
El trabajo en equipo se le daba bien, extrañamente, ya que, a diferencia de otras personas, no le interesaba lo que los otros pensaran de ella o lo que los demás querían, simplemente quería llegar a un objetivo final y, sin importar si alguien quería tener la razón, alzaba la voz o quería resaltar por sobre los demás, no le importaba un verdadero rábano, solo observaba y daba su opinión sin ofender a nadie, sin agradar a nadie, sin interactuar con nada, no era amigable, pero tampoco era desagradable… era rara, con una personalidad imperceptible… no parecía encajar con nadie pero no desencajaba en ningún lugar. En resumen, podía actuar bien en grupo, no era lo que más le gustaba, pero lo hacía al no desagradar a nadie y enfocar a su equipo en un objetivo común y no en una rencilla sin sentido. En sus años de academia nunca se le ha visto pelear con nadie, nunca se le vio una rivalidad, no se le vio enfurecerse con nada, solo era ella.